Traductor

jueves, 7 de febrero de 2013

Tripas de bacalao en salsa verde


            En el mercado local hay un puesto que se dedica mayormente al bacalao en salazón en (casi) todas sus variantes: lomos, colitas, desmigado… y digo casi porque hasta ahora no había ofertado tripas. Las tripas de bacalao es un producto que ya conocía pero nunca me había aventurado a cocinar. Cuando le interrogué por su desalado me dijo: “Dos días en remojo cambiando cuatro veces el agua y a mi como más me gustan es en salsa verde”.

            Volví a casa con la frase rebotando en mi cabeza como la bola de un pinball. En salsa verde… en salsa verde. Creo recordar por lo menos tres recetas que hemos hecho ya a base de salsa verde en el blog. Debo hacer algo más original. Entonces irrumpió mi abandonado sentido común y me dijo: “Escucha a los que saben antes de hacer experimentos”.

            Y decidí hacerle caso aunque solo sea por una vez.


INGREDIENTES (Para 2 raciones):

- 200 gr. de callos de bacalao.
- 300 gr. de patatas.
- 3 dientes de ajo.
- 60 gr. de guisantes.
- 125 ml. de vino blanco.
- 1 puñado de perejil fresco picado.
- 1 cucharada sopera rasa de harina de trigo.
- Aceite de oliva.
- Sal (Si procede).

ELABORACIÓN:

            Comenzaremos por obedecer a nuestro amable tendero y dejaremos las tripas de bacalao en remojo dos días en el frigorífico –para evitar cambios de temperatura-  renovándoles el agua dos veces al día.

            Ponemos agua a hervir. Cuando el hervor rompa a borbotón introducimos las tripas escurridas de su agua de desalado y contamos tres minutos. Retiramos inmediatamente sumergiéndolas en agua fría de nuevo. Reservamos el agua donde las hemos blanqueado.

            Pelamos y cortamos en láminas los dientes de ajo y los arrimamos al calor junto a un par de cucharadas soperas de aceite de oliva. En el momento que el ajo empiece a “bailar” incorporamos la harina y removemos un rato, justo para que pierda el sabor a crudo.

            Añadimos el vino blanco y la mitad del perejil y removemos suavemente el guiso para que el vino vaya templando y la harina se integre en la salsa.

            Agregamos las patatas, peladas y cortadas en rodajas de un centímetro. Dejamos hacer vigilando el guiso y echando poco a poco agua del blanqueado de las tripas a medida que la salsa nos lo demande.

            Cuando las patatas estén hechas pero algo “tiesas” aún echamos las tripas de bacalao, cortadas en cuadrados de unos 4x4 cm. y contamos alrededor de 5 minutos. Añadimos los guisantes y el perejil restante, rectificamos de sal y servimos.

            Y a disfrutar…

SINANIMUS MOLESTANDI:

            Aquí os dejo un par de fotos de las tripas de bacalao y de la cantidad de gelatina que se posó en el bol donde se desalaron. Tal cantidad de gelatina debe de hacerlas perfectas para elaborar con ellas un rico pil-pil.


            Las llamadas “tripas” o “callos” de bacalao son en realidad la vejiga natatoria del pez.  Este órgano funciona como un globo: les permite emerger o permanecer estacionarios a voluntad en el agua a medida que lo inflan o desinflan de gas.

            Y un último matiz sobre los guisantes. Yo usé de lata. Si los que vais a emplear son frescos o congelados tendréis que calcular los diferentes tiempos de cocción a vuestros gustos.

La receta en PDF

7 comentarios:

  1. nunca he probado este plato, ni siquiera las he visto en el mercado pero no me importaria probarlas, la pinta es fantastica


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, pero mejor no saber qué parte del pez es...

    ResponderEliminar
  3. Es la primeira vez que veo que esa parte del bacalao se come,me he quedado alucinada.Gracias por enseñarme en cada receta que haceis cosas nuevas.Gracias,Gracias,Gracias

    ResponderEliminar
  4. Creo que no lo he probao nunca, pero estas cosas me encantan y seguro que está deliciosísimo. Además que la pinta no puede ser mejor.

    http://mibloguicodecocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo tiempo con ganas de preparar y degustar ese plato. Lamentablemente aún no he podido porque no he sido capaz de hallar el producto, dado a que en tiendas supuestamente especializas dicen desconocerlo. Abrigo la esperanza de hallarlas en Portugal.
      NALDO, de Asturias.

      Eliminar
  5. Hace tiempo que trato de preparar y degustar ese plato, pero aún no he podido porque el problema estriba en que no he sido capaz de hallar el producto. He acudido a tiendas supuestamente especializadas en bacalao y la respuesta es siempre la misma: desconocen el producto.
    Alguien sabe dònde puedo encontrar las tripas en Astirias. Abrigo no obstante la esperanza de localizarlas en Portugal.
    NALDO, de Asturias.

    ResponderEliminar
  6. si quereis encontrar los callos de bcalao en Bilbao en el ccasco viejo hay una tienda especiaizada en bacalao , yo las he comprado.

    ResponderEliminar